La Alhambra

Todo en la Alhambra legitima su afamado embrujo, a sus pies, el río bordeado por el Paseo de los Tristes, tras de sí, las cumbres de Sierra Nevada, el ambiente árabe de los bajos de la ciudad e incluso el olor de azahar y musgo conforman las sensaciones que sirven de preámbulo mientras te adentras en la colina de la Sabika, expectante por traspasar la imponente Puerta de la justicia.

Cuenta una leyenda árabe, que la Alhambra fue construida a la luz de la luna, bajo las llamas de las antorchas, las cuales confirieron el color rojizo a su piel.


 

buenoMapa turístico oficial de la Alhambra. (Ampliar)

 


 

La Alhambra (“Qa’lat al-Hamra”, Castillo rojo) se sitúa en la colina granadina de la Sabika, junto al río Darro, enfrentada a la Alcazaba y al barrio del Albaicín.

Se cree que debido a su posición estratégica, podrían haber existido asentamientos anteriores a la época musulmana en el lugar que hoy ocupa la ciudadela, pero no se tiene constancia de construcciones en la colina hasta el siglo IX, cuando en el año 889 Sawwae ben Hamdun tuvo que refugiarse en la alcazaba debido a las luchas civiles que convulsionaban al califato de Córdoba.

No sería hasta el año 1238, con la llegada del primer monarca Nazarí, Muhammad I, cuando la residencia real se establecería definitivamente en el complejo de la colina de la Sabika, comenzando la primera fase importante en la construcción de la Alhambra.

Las obras comenzaron por reforzar la parte de la Alcazaba, se construyeron la Torre de la Vela y la del Homenaje, un complejo sistema, que aún se conserva en la actualidad, que le proporcionaba agua desde el río Darro, se edificaron también los almacenes y comenzó a levantarse el palacio y los recintos amurallados. Los descencientes de Muhammad I continuarían con su edificación, destacando la construcción de baños públicos y de la mezquita sobre la cual se construyó en época cristiana la iglesia de Santa María.

torreDeLaVela Torre de la Vela.

isalhbanosGBaños públicos de la Alhambra.

La más importante fase de construcción musulmana en la Alhambra, se la debemos a Yúsuf I (1333-1353) y a Muhammad V (1353-1391), quienes impulsaron importantes reformas en la Alcazaba y los palacios, ampliaciones del recinto amurallado y las torres, decoraciones en todo el complejo y la creación de las estancias más emblemáticas que conservamos en la actualidad: la Puerta de la Justicia, ampliación de los Baños, el Palacio de Comares, la Sala de la Barca y el Patio de los Leones.

granada-alhambra-p-de-la-justicia-gilhamPuerta de la justicia.

alhambra.6Palacio de Comares (Yusuf I).

patio-de-los-leones-de-la-alhambraPalacio de los Leones (Muhammad V).

Finalmente, Muhammad XII (Boabdil), último sultán nazarí, entrega la Alhambra en 1492 a los Reyes católicos, dando comienzo a la época cristiana, en la cual destaca las construcciones en la etapa de gobierno del emperador Carlos V, erigiéndose el palacio que lleva su nombre, las Habitaciones del emperador, y el Peinador de la Reina.

palacio-de-carlos-v-granadaPalacio de Carlos V.

peinadorDeLaReinaPeinador de la Reina.

A partir del siglo XVIII comienza el abandono progresivo de la fortaleza, sufriendo importantes daños durante la ocupación francesa, y no es hasta el siglo XIX cuando comienzan su reparación y restauración, que logran que actualmente podamos disfrutar de todo su esplendor pasado.

21-5-2014 21.5.39 2

Anuncios

4 pensamientos en “La Alhambra

  1. Pingback: Primer Trimestre | El antiguo mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s