Hatuey “El primer rebelde americano”

hatueybusto2

Como español amante de mi tierra y de la cultura de mis ancestros, es a los distintos pueblos de Latinoamérica a los que me siento más cercano y afín. A esto se suma que cada vez es más grande el grupo de latinoamericanos en la web, por esto, y para que todos tengamos un espacio en el que nos sintamos especialmente identificados y podamos participar, he decidido crear la categoría de “Historia de Latinoamérica”.

Como primer artículo para esta categoría he elegido hablar sobre Hatuey, estandarte de la resistencia indígena y el primero de la que sería una amplia genealogía de heroes americanos.

Hace ya más de 500 años que la Historia cruzó nuestros caminos, y ahora nos corresponde a nosotros, como herederos de este mestizaje, el compartir y aprender sobre nuestras culturas y tradiciones, nunca olvidando nuestras raíces, si no compartiéndolas. Lo que antaño nos diferenció debe ser la argamasa del aprendizaje y la concordia, y que todo lo que nos une se convierta en respeto y fraternidad.

Por último, quiero dedicar este artículo a todos los bolivianos que recientemente me han acogido con un cariño y amistad extraordinarios, a mi familia cochabambina que tanto me ha enseñado, y en especial a mi sobrina, una preciosa hispano-boliviana de ojos negros, bendecida desde la cuna por ser la unión de tan ricas culturas.

Sin mas, os dejo el artículo y mando un último abrazo para todos los pueblos de Latinoamérica.


Tras ser expulsado de Quisqueya por los expedicionarios españoles, las actuales República Dominicana y Haití, Hatuey llegó a la Isla de Cuba, donde fue reclutando hombres en las distintas tribus indígenas taínas (uno de las principales pueblos indígenas del Caribe) y advirtiéndoles sobre la amenaza que se cernía sobre ellos cuando llegasen los españoles.

A Hatuey se le atribuye este discurso que dirigió a los Taínos de Caobana mientras sostenía piezas de oro en sus manos:

“Este es el Dios que los españoles adoran. Por estos pelean y matan; por estos es que nos persiguen y es por ello que tenemos que tirarlos al mar… Nos dicen, estos tiranos, que adoran a un Dios de paz e igualdad, pero usurpan nuestras tierras y nos hacen sus esclavos. Ellos nos hablan de un alma inmortal y de sus recompensas y castigos eternos, pero roban nuestras pertenencias, seducen a nuestras mujeres, violan a nuestras hijas. Incapaces de igualarnos en valor, estos cobardes se cubren con hierro que nuestras armas no pueden romper”.

Logró juntar un pequeño grupo de hombres para la defensa de las islas y acto seguido comenzaron las acciones contra los invasores europeos que se asentaban en Baracoa, aun siendo conscientes de que luchaban en inferioridad numérica contra un poderoso enemigo. La estrategia que utilizaron consistía en realizar ataques por sorpresa en pequeños grupos y retirarse rápidamente a la selva, pero los españoles, dirigidos por Diego Velázquez y con una grán superioridad tecnológica, eran conocedores de estas tácticas y fueron derrotando paulatinamente a los grupos indígenas que opusieron resistencia.

Finalmente, Hatuey fue capturado gracias a un grupo de prisioneros que lo delataron y fue ejecutado en Granma, siendo quemado vivo en una hoguera.

Se cuenta que sus verdugos, justo antes de prender las llamas de su martirio, le ofrecieron la posibilidad de convertirse al cristianismo con la promesa de que su alma ascendiese al cielo y este, impasible, contestó:

“No quiero yo ir allá, sino al infierno, por no estar donde estén y por no ver tan cruel gente”.


La Luz de Yara, leyenda más antigua de Cuba, cuenta que algunas noches se puede observar una luz benigna saliendo al paso de los viajeros que recorren los caminos, esta luz se considera el alma de Hatuey, que en el momento de expirar en la pira, brotó de sus labios para vagar eternamente, negándose a abandonar su lucha y el lugar donde fue ejecutado.

Otra versión narra que Yara era la esposa del heroe, quien se lanzó a las llamas de la hoguera para compartir el dolor y morir junto con su amante. De este sacrificio, surgió la unión de dos almas, siendo esta la luz que vaga por siempre en los caminos de Yara.

Anuncios

2 pensamientos en “Hatuey “El primer rebelde americano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s