La Alhambra

Todo en la Alhambra legitima su afamado embrujo, a sus pies, el río bordeado por el Paseo de los Tristes, tras de sí, las cumbres de Sierra Nevada, el ambiente árabe de los bajos de la ciudad e incluso el olor de azahar y musgo conforman las sensaciones que sirven de preámbulo mientras te adentras en la colina de la Sabika, expectante por traspasar la imponente Puerta de la justicia.

Cuenta una leyenda árabe, que la Alhambra fue construida a la luz de la luna, bajo las llamas de las antorchas, las cuales confirieron el color rojizo a su piel.


 

buenoMapa turístico oficial de la Alhambra. (Ampliar)

 


 

La Alhambra (“Qa’lat al-Hamra”, Castillo rojo) se sitúa en la colina granadina de la Sabika, junto al río Darro, enfrentada a la Alcazaba y al barrio del Albaicín.

Se cree que debido a su posición estratégica, podrían haber existido asentamientos anteriores a la época musulmana en el lugar que hoy ocupa la ciudadela, pero no se tiene constancia de construcciones en la colina hasta el siglo IX, cuando en el año 889 Sawwae ben Hamdun tuvo que refugiarse en la alcazaba debido a las luchas civiles que convulsionaban al califato de Córdoba.

No sería hasta el año 1238, con la llegada del primer monarca Nazarí, Muhammad I, cuando la residencia real se establecería definitivamente en el complejo de la colina de la Sabika, comenzando la primera fase importante en la construcción de la Alhambra.

Las obras comenzaron por reforzar la parte de la Alcazaba, se construyeron la Torre de la Vela y la del Homenaje, un complejo sistema, que aún se conserva en la actualidad, que le proporcionaba agua desde el río Darro, se edificaron también los almacenes y comenzó a levantarse el palacio y los recintos amurallados. Los descencientes de Muhammad I continuarían con su edificación, destacando la construcción de baños públicos y de la mezquita sobre la cual se construyó en época cristiana la iglesia de Santa María.

torreDeLaVela Torre de la Vela.

isalhbanosGBaños públicos de la Alhambra.

La más importante fase de construcción musulmana en la Alhambra, se la debemos a Yúsuf I (1333-1353) y a Muhammad V (1353-1391), quienes impulsaron importantes reformas en la Alcazaba y los palacios, ampliaciones del recinto amurallado y las torres, decoraciones en todo el complejo y la creación de las estancias más emblemáticas que conservamos en la actualidad: la Puerta de la Justicia, ampliación de los Baños, el Palacio de Comares, la Sala de la Barca y el Patio de los Leones.

granada-alhambra-p-de-la-justicia-gilhamPuerta de la justicia.

alhambra.6Palacio de Comares (Yusuf I).

patio-de-los-leones-de-la-alhambraPalacio de los Leones (Muhammad V).

Finalmente, Muhammad XII (Boabdil), último sultán nazarí, entrega la Alhambra en 1492 a los Reyes católicos, dando comienzo a la época cristiana, en la cual destaca las construcciones en la etapa de gobierno del emperador Carlos V, erigiéndose el palacio que lleva su nombre, las Habitaciones del emperador, y el Peinador de la Reina.

palacio-de-carlos-v-granadaPalacio de Carlos V.

peinadorDeLaReinaPeinador de la Reina.

A partir del siglo XVIII comienza el abandono progresivo de la fortaleza, sufriendo importantes daños durante la ocupación francesa, y no es hasta el siglo XIX cuando comienzan su reparación y restauración, que logran que actualmente podamos disfrutar de todo su esplendor pasado.

21-5-2014 21.5.39 2

Anuncios

Monumentos de Granada

Difícil tarea la de seleccionar únicamente cinco conjuntos monumentales de una de las ciudades con más densidad histórica y artística de España, finalmente me he decidido por La catedral, Capilla real, Monasterio de la Cartuja, El bañuelo, y el rubí de Granada, La Alhambra. Con esta selección pretendo abarcar varias épocas y etapas del arte granadino, pasando desde las etapas ziríes y nazaríes musulmanas hasta el barroco y renacimiento español.


 

-Catedral:

Imagen

Tras la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos en el año 1492, se pone en marcha un importante programa constructivo en la ciudad, cuya obra cumbre será la catedral que mandaría construir la reina Isabel de Castilla.

Fue construida sobre los terrenos que ocupaba la antigua mezquita aljama granadina. Los inicios de su construcción y su cimentación fueron responsabilidad de Enrique Egas, maestro del gótico, que tomó como referencia la de Toledo y su planta constituida por cinco naves con capillas por todo el perímetro. Diego Siloé continúa los trabajos cambiando el estilo gótico por el renacentista, siendo el responsable de la cabecera, concebida como un gran espacio central cubierto por cúpula.

Imagen

Destacan entre los accesos la Puerta del Ecce Homo, acceso más antiguo de la catedral y La puerta del Perdón, en cuyas enjutas encontramos las figuras de la justicia y la fe y es flanqueada por los escudos de los Reyes católicos y el emperador Carlos V.

Imagen

La fachada principal es obra de Alonso Cano, realizada en 1667, concebida como un monumental arco de triunfo.

Imagen

Los expertos la consideran la joya renacentista de España, aparte de la más bella del Renacimiento fuera de Italia.


 

-Capilla real:

Se encuentra entre la Catedral, la Lonja y la iglesia del Sagrario. Su estilo es Gótico isabelino y fue mandada erigir por los reyes católicos en el año 1504 como lugar de enterramiento de sus cuerpos.

Al fallecer antes de la finalización de su construcción, sus cuerpos reposaron primero en la Alhambra.

Carlos V enterró en la capilla a sus abuelos los Reyes católicos, Felipe el hermoso y Juana la Loca, su esposa Isabel, sus hijos y la princesa maría de Portugal; posteriormente, Felipe II se llevó a casi todos al Escorial, dejando únicamente a Isabel y Fernando, Juana y Felipe y el sarcófago del infante Miguel de Portugal, nieto de los Reyes Católicos, muerto niño.

Imagen

El monumento funerario de los Reyes Católicos es obra de Fancelli, quien lo construyó en Génova con mármol de Carrara, mientras que el de Juana y Felipe es obra de Ordóñez.


Imagen

 


 

Monasterio de la Cartuja:

Imagen

Fue fundado por Gonzalo Fernández de Córdoba (El Gran Capitán) sobre un antiguo carmen árabe llamado Aynadamar (Fuente de las Lágrimas), en cumplimiento de un voto pronunciado en aquel lugar al salvar la vida tras una celada de los musulmanes.

Aunque mezcla diversos estilos, su templo, Sancta Sanctorum y Sacristía, representa una de las cumbres de la arquitectura barroca española.

La iglesia fue terminada a principios del XVII y presenta una sola nave. Su fachada, de marmol gris con dos columnas jónicas, fue realizada en 1794 por Joaquín Hermoso.

El Sancta Sanctorum se encuentra detrás del altar mayor al cual se accede por una puerta de cristales de Venecia. El antiguo sagrario que albergaba era de plata y fue arrebatado por las tropas napoleónicas. El actual, tallado en madera, data del año 1816.

La Sacristía presenta una planta rectangular rematada por una bóveda de cañón. El zócalo es de mármoles de Lanjarón y las cajoneras son obra de Manuel Vázquez, quien empleó 34 años en finalizarlas.

La Cartuja de Granada estuvo habitada hasta el año 1836, cuando con la desamortización de Mendizábal, les fueron arrebatados los terrenos a los monjes.

Sacristía:

Imagen

Cúpula del sagrario:

Imagen

Tabernáculo del Sagrario:

Imagen

 


 

El Bañuelo:

Es un hamman musulmán situado a los pies de la Alhambra, construido en la época de los ziríes en el siglo XI, de los más antiguos, importantes y completos baños árabes que se conservan en España.

Tiene una planta rectangular y muros de hormigón, cubriendo los aposentos y bóvedas de ladrillo con tragaluces octogonales y con forma de estrella.

Imagen

Las columnas sobre las que descargan los arcos tienen capiteles reutilizados de origen romano, visigodo y califal. El edificio cuenta con varias salas cubiertas, siguiendo el esquema típico de las termas romanas (agua fría, templada y caliente).

Imagen

Tras la conquista de Granada por Los Reyes Católicos, muchos de estos edificios fueron inmediatamente destruidos a causa de su fama injustificada entre los cristianos, comparable a la de los burdeles. Inmediatamente tras la conquista, se edificó sobre estos baños una casa particular, ayudando en parte a la conservación de el hamman hasta su final restauración.


 

La Alhambra:

Sin duda el mayor tesoro de Granada es la Alhambra, su frondoso abrigo arbolado, su piel granate, y sus laberínticas entrañas repletas del embrujo musulmán que le dio forma.

El próximo artículo estará dedicado exclusivamente al rubí de Granada, La Alhambra.

Imagen