Reino visigodo de Toledo

16-2-2015 19.2.41 1

Una de las épocas más importantes tanto para el mundo occidental, como especialmente para la historia de la Península Ibérica, es la transicional entre la Hispania romana y el Al-Ándalus musulmán.

Es una época poco cononocida y quizás algo olvidada, pero con una importancia fundamental, ya que los reinos visigodos heredaron la Hispania romana, se convirtieron al cristianismo y a pesar de que toda su historia fue convulsa y plagada de conflictos internos y externos, su identidad cultural sería la base de la unidad de los reinos cristianos que a partir del año 712 comenzarían la Reconquista de Al-Ándalus.


[A finales del siglo IV el Imperio Romano experimenta una serie de crisis que contribuyen a su decadencia y culmina en su división en dos zonas, oriental y occidental, regidas respectivamente por los emperadores Honorio y Arcadio.

Impero Romano Oriente, Occidente. elantiguomundo.com

El siglo V fue un periodo de grandes cambios, a lo largo del mismo las incursiones de las distintas confederaciones de jefaturas militares germanas amenazan las fronteras imperiales. En el año 409, en un contexto de guerra civil en el Imperio Romano de Occidente, se produce la entrada en el territorio de Hispania de los Suevos, Vándalos y Alanos. Como respuesta, pocos años después el imperio firmará un pacto (foedus) con el rey visigodo Valia, por el que los visigodos de comprometen a acabar con el poder de los Vándalos, Suevos y Alanos a cambio de su instalación legítima dentro del territorio imperial. Este asentamiento finalmente se acabó realizando en Aquitania, en torno a la ciudad de Touluse, que sería la capital del futuro reino Visigodo.

Europa_in_500

Tras un prolongado periodo de inestabilidad, marcado por conflictos internos e invasiones de poderes externos, como las distintas incursiones realizadas por la confederación de los Hunos, el Imperio Romano de Occidente desaparece como entidad política en el año 476. En ese momento, apoyándose en muchos casos en la legitimidad de los pactos foedus suscritos en su momento por las autoridades romanas, surgen los llamados reinos romano-germánicos, como el Visigodo de Aquitania, el Suevo en el sector occidental de la península Ibérica, el reino de los Francos en la Galia septentrional o el reino Vándalo del norte de África. A ellos se sumará poco después el reino Ostrogodo de Italia.

Sin embargo, en el siglo VI el emperador bizantino Justiniano lanza una serie de campañas para reconquistar Italia, el norte de África y las costas de la zona sur-este de Hispania. Como resultado, desparecen el reino Vándalo de África y el reino Ostrogodo de Italia, que sufrirá poco después un nuevo conflicto con la irrupción de los longobardos en la Península.

Mientras tanto, los visigodos establecidos en Aquitania y con capital en Tolosa, tratan de consolidar su poder a ambos lados de los Pirineos. En Hispania actúan como aliados de Roma frente a los suevos en la campaña que pone fin al expansionismo de estos en la batalla del Órbigo (456), mientras en el norte de Galia tiene que hacer frente a la nueva amenaza que suponen los Francos. Tras varios años de tensiones, el enfrentamiento entre ambos poderes tiene lugar en la batalla de Vouillé (507), que finaliza con una derrota sin paliativos y la muerte del propio rey visigodo Alairco II.

Como consecuencia, el reino de los Francos se afianza como potencia dominante en la zona, al tiempo que el reino visigodo atraviesa por un periodo de extrema debilidad. Tras un nuevo conflicto con los Francos bajo el reinado de Amalarico, que es finalmente asesinado (531), los Visigodos se ven forzados a asentarse de forma definitiva en Hispania, conservando en la Galia únicamente la provincia Narbonense.

Iberia_700-es.svg

A su llegada a la Península Ibérica los Visigodos eran arrianos, herejía que negaba la divinidad de Cristo, condenada como herética en el concilio de Nicea (325). A partir de la conversión de Recaredo, el catolicismo se declara religión oficial en el III concilio de Toledo (589). Desde este momento, iglesia y monarquía colaborarán en el gobierno del estado.]


Texto de presentación del Museo de los Concilios y de la Cultura Visigótica.

C/ de San Clemente, Toledo, España.

museo-de-los-concilios-y-cultura-visigoda

museo-del-arte-y-cultura-visigotico_39997

Anuncios

Historia de Granada

Conocí a una mujer junto a la casa de Lorca, en los verdes jardines que la rodean; era joven y hermosa, de piel gitana y con unos profundos ojos negros herencia de sus antepasados árabes; la sonrisa era constante en su rostro y su hablar culto y cariñoso a la vez que transmitía la alegría y pasión andaluzas. No era posible dejar de observarla fijamente, poseía un aura que te hechizaba, solo con un gesto de sus manos estaría obligado a seguirla, al igual que eran arrastrados los marineros por las sirenas…

Vivo con la duda de si realmente conocí a esa mujer o de si mi mente es quien la creó, pero sé con certeza que al recordarla, pasen semanas o años, me invadirá la sensación que únicamente inspira ese amor efímero de verano, aunque no sepa decir de qué o de quien me enamoré.

Nunca sabré su nombre, pero he decidido llamarla como a la ciudad que reencarna, Granada.


Historia de Granada

En el año 711 los musulmanes invaden la Península ibérica derrotando a los visigodos y conquistando casi todo el suelo peninsular. A este territorio lo llamaron Al-Ándalus y dependía directamente de Damasco, su capital era Córdoba y sus gobernantes recibieron el título de visir. Este territorio se dividía en una especie de provincias, llamadas “Cora”.

Los datos sobre los primeros asentamientos en Granada son confusos, encontrándose restos de asentamientos pre-romanos de poca importancia; en cualquier caso, la ciudad importante en el período del 712 al 1012, fue “Madinat Ilbira” diez kilómetros al oeste de Granada. Ésta ciudad se convirtió en la capital de la Cora de Elvira y una de las ciudades más importantes de Al-Ándalus.

Con la desaparición del califato de Córdoba, se fueron creando varios reinos en Al-Ándalus, conocidos como “Taifas”.

Reinos-de-Taifas-en-el-ano-1031

Al principio del siglo XI, Zawi ben Ziri se hace con el poder en la Cora de Elvira. Al no ser una época tranquila,  se buscó un lugar más fácil para la defensa, trasladando la capital a la zona del actual Albaicín y fundando en el año 1013 la ciudad “Medinat Garnata”.

La situación en la península era complicada para los musulmanes, los cristianos avanzaban en la conquista de territorios, por ello acuden los musulmanes a los pueblos norteafricanos, primero los almorávides y luego los almohades, para detener el avance cristiano.

Al final del siglo XI, los pueblos norteafricanos se hacen con el poder, destronando al último rey Zirí.

En la última etapa de época musulmana en Granada, se funda el reino nazarí en el año 1238 por Muhammed I, quien traslada su corte a la colina enfrente del Albaicín, comenzando la construcción de la actual Alhambra.

21-5-2014 21.5.39 2

21-5-2014 21.5.45 1

A finales del año 1491, se firman las capitulaciones de Granada entre los Reyes Católicos y Boabdil, en las cuales el rey musulmán renuncia a su soberanía y, finalmente, el dos de enero de 1492, se produce la entrega de las llaves de la ciudad, suponiendo este hecho el fin oficial de la Reconquista y comenzando la cristianización del reino.

800px-Granada_1492_Detail

La leyenda dice que cuando iban camino de las Alpujarras, lugar de exilio de los últimos musulmanes de la panínsula, Boabdil volvió la vista atrás llorando para contemplar Granada por última vez y su madre Aixa le dijo:

“No llores como una mujer, lo que no supiste defender como un hombre”

La Alhambra

Todo en la Alhambra legitima su afamado embrujo, a sus pies, el río bordeado por el Paseo de los Tristes, tras de sí, las cumbres de Sierra Nevada, el ambiente árabe de los bajos de la ciudad e incluso el olor de azahar y musgo conforman las sensaciones que sirven de preámbulo mientras te adentras en la colina de la Sabika, expectante por traspasar la imponente Puerta de la justicia.

Cuenta una leyenda árabe, que la Alhambra fue construida a la luz de la luna, bajo las llamas de las antorchas, las cuales confirieron el color rojizo a su piel.


 

buenoMapa turístico oficial de la Alhambra. (Ampliar)

 


 

La Alhambra (“Qa’lat al-Hamra”, Castillo rojo) se sitúa en la colina granadina de la Sabika, junto al río Darro, enfrentada a la Alcazaba y al barrio del Albaicín.

Se cree que debido a su posición estratégica, podrían haber existido asentamientos anteriores a la época musulmana en el lugar que hoy ocupa la ciudadela, pero no se tiene constancia de construcciones en la colina hasta el siglo IX, cuando en el año 889 Sawwae ben Hamdun tuvo que refugiarse en la alcazaba debido a las luchas civiles que convulsionaban al califato de Córdoba.

No sería hasta el año 1238, con la llegada del primer monarca Nazarí, Muhammad I, cuando la residencia real se establecería definitivamente en el complejo de la colina de la Sabika, comenzando la primera fase importante en la construcción de la Alhambra.

Las obras comenzaron por reforzar la parte de la Alcazaba, se construyeron la Torre de la Vela y la del Homenaje, un complejo sistema, que aún se conserva en la actualidad, que le proporcionaba agua desde el río Darro, se edificaron también los almacenes y comenzó a levantarse el palacio y los recintos amurallados. Los descencientes de Muhammad I continuarían con su edificación, destacando la construcción de baños públicos y de la mezquita sobre la cual se construyó en época cristiana la iglesia de Santa María.

torreDeLaVela Torre de la Vela.

isalhbanosGBaños públicos de la Alhambra.

La más importante fase de construcción musulmana en la Alhambra, se la debemos a Yúsuf I (1333-1353) y a Muhammad V (1353-1391), quienes impulsaron importantes reformas en la Alcazaba y los palacios, ampliaciones del recinto amurallado y las torres, decoraciones en todo el complejo y la creación de las estancias más emblemáticas que conservamos en la actualidad: la Puerta de la Justicia, ampliación de los Baños, el Palacio de Comares, la Sala de la Barca y el Patio de los Leones.

granada-alhambra-p-de-la-justicia-gilhamPuerta de la justicia.

alhambra.6Palacio de Comares (Yusuf I).

patio-de-los-leones-de-la-alhambraPalacio de los Leones (Muhammad V).

Finalmente, Muhammad XII (Boabdil), último sultán nazarí, entrega la Alhambra en 1492 a los Reyes católicos, dando comienzo a la época cristiana, en la cual destaca las construcciones en la etapa de gobierno del emperador Carlos V, erigiéndose el palacio que lleva su nombre, las Habitaciones del emperador, y el Peinador de la Reina.

palacio-de-carlos-v-granadaPalacio de Carlos V.

peinadorDeLaReinaPeinador de la Reina.

A partir del siglo XVIII comienza el abandono progresivo de la fortaleza, sufriendo importantes daños durante la ocupación francesa, y no es hasta el siglo XIX cuando comienzan su reparación y restauración, que logran que actualmente podamos disfrutar de todo su esplendor pasado.

21-5-2014 21.5.39 2