Esplendor de los Ptolomeos

Tras el primer artículo Dinastía Ptolemaica de Emily Ayuso Canteroen el que conocíamos los orígenes de la dinastía heredada del grán Alejandro, comenzamos con este una serie de artículos en los que trabajaremos de manera breve pero completa, las vidas y logros de los faraones de esta dinastía.

Para comenzar veremos en este artículo a los tres primeros Ptolomeos, con los que Egipto y la cultura griega vivieron un grán esplendor económico y principalmente cultural, llegando a considerarse su capital, Alejandría, el faro de conocimiento del Mediterráneo.

En los artículos sucesivos hablaremos sobre la etapa media del reino, la decadencia del mismo hasta su última etapa de esplendor con el reinado de Cleopatra VII, a la que dedicaremos en exclusiva varios artículos, y la final anexión y conquista de Egipto por la nueva potencia dominante en el Mediterráneo, Roma.


Ptolomeo I Sóter (305-283 a. C.)

tolomeo_i_soter

Rey de Egipto, hijo de Lagos, comandante militar macedonio, y de su primera esposa Arsínoe.

Ptolomeo I, conocido como Soter (“El Salvador”) y nacido en Macedonia, fue amigo de la infancia y luego valiente y distinguido general de Alejandro Magno, recibiendo a la muerte de éste, en el 323 a.C., la satrapía (gobierno) de Egipto. En el subsiguiente acuerdo y reparto que se efectuó pudo conservar el control de su satrapía (Triparadiso, 321 a. C.). Aunque participó en numerosas guerras, se centró en establecer un dominio sólido e independiente en Egipto, y pudo además controlar la Celesiria (que abandonó en el año 310 a.C. al ser derrotado su hermano Menelao, gobernador de la misma), Chipre y Cirenaica, así como algunas islas del Egeo y de las costas anatólicas. Ptolomeo I tomó el título de Rey en el 305 a.C., adoptando el nombre (neswt bity) de Mery-Amon Setep-en-Ra, conservando todos los títulos y prerrogativas de los faraones. Participó en la Batalla de Ipso (301 a. C.) del lado de Lisímaco I de Tracia, Seleuco I de Asia y Casandro I de Macedonia contra Antígono Monoftálmos (el Cíclope) que controlaba toda el Asia Menor y Mesopotamia, vencido éste los vencedores se repartieron sus territorios  y a Ptolomeo I le correspondió Caria y Licia. Terminadas las guerras, entre otras prioridades, se dedicó a fundar ciudades (como la de Ptolemais), restaurar templos (los de Naúcratis, Hermópolis, Coptos…) y a embellecer la capital del reino, Alejandría; de hecho, fue el iniciador de la construcción del famoso Faro de esta ciudad, obra de Sóstratos de Cnido, y que terminaría Ptolomeo II, su hijo y sucesor.

Asimismo, dio un gran impulso cultural a tal ciudad: hizo venir a importantes personajes y comenzó a reunir una nutrida biblioteca en un Museion apropiado (él mismo escribió una historia sobre Alejandro Magno).

En el aspecto social, organizó a los inmigrantes greco-macedonios en las ciudades de Alejandría y Ptolemais donde se mezclaron escasamente con el elemento autóctono, configurándose en una reserva de tropas fieles y en baluartes del helenismo entre los egipcios, llamadas Cleruros.

En el campo religioso, creó una nueva religión, con un culto que practicaron a la vez egipcios y griegos, al instituir los cultos de Serapis (nueva divinidad resultante de la suma de Osiris y Apis)

serapis

y de Alejandro Magno, cuyo cuerpo había traído desde Babilonia a Alejandría, en donde le edificó una magnífica tumba (llamada Soma) todavía no localizada. Ptolomeo I estuvo casado con Arteka, hija del faraón Nectánebos II, pero luego la repudió y se casó con Eurídice, hija de Antípatro, de la que tuvo cinco hijos: Ptolomeo Ceraunos, Meleagro, Lisandra, Ptolemaida y Teoxone. Repudiada también aquélla, se casó con su hermanastra Berenice I, (hija de su padre con Antígone, otra hija de Antípatro) que le dio otros cuatro hijos: Arsínoe II, Filotera, Argeo y Ptolomeo II, a quien asoció como corregente en el año 285 a.C.


Ptolomeo II Filadelfos (283-246 a. C.)

Ptolémée_II

Rey de Egipto, hijo de Ptolomeo I y de su esposa Berenice I. Reinó durante dos años asociado a su padre, y ya solo, con el nombre (neswt bity) de Userka-Ra Mery-Amon, a partir del 283 a.C.; de carácter melancólico y pacifista, este rubio de ojos azules al que le gustaba la alquimia, tuvo como primer preceptor a Estratón de Lampsaco y como segundo a Filetas de Cos; Emprendió durante su reinado diferentes guerras: contra su hermanastro Magas (hijo de Berenice I, su madre, y de un tal Filipo), que se había proclamado independiente en la Cirenaica; contra Antígono I Gonatas de Macedonia (por el control de Grecia y sus islas), y contra los reyes sirios Antíoco I Sóter y Antíoco II Theos, éstas en el contexto de las llamadas Guerras Sirias (1ª y 2ª Guerra Siria), pero ello no impidió que su época significase la del apogeo del Imperio Ptolemaico, pues llegó a controlar extensos territorios en Asia Menor, Fenicia e islas griegas; apoyó la creación de la Liga Aquea y la independencia protegida de Atenas (Guerra de Cremónidas) y de Esparta, todo ello le dio el título de Leader de los griegos; es en este momento cuando envía una embajada a Roma (la ciudad más importante de Italia), para extender su influencia diplomática por todo aquel “Lago Griego” que era el Mediterráneo.

La prosperidad económica y una buena administración (entre cuyos logros hay que mencionar la creación de una banca real) le permitieron la realización de grandes construcciones en Alejandría (palacios, santuarios, terminar y ampliar el Museion, bibliotecas, puertos, finalización del famoso Faro…),

Faro_de_Alejandria

así como diferentes expediciones y fundaciones de emporios en el Mar Rojo (como la ciudad de Berenice); continuó con la labor organizativa y helenizadora de su padre.

Ptolomeo II se casó primero con Arsínoe I, hija de Lisímaco I de Tracia y nieta de Antípatro, que le dio tres hijos: Ptolomeo III (el mayor y el que sería su sucesor), Lisímaco y Berenice Syra, esta última futura esposa de Antíoco II Theos de Siria. Repudiada Arsínoe I bajo el pretexto de una traición y desterrada a Coptos, en el sur de Egipto, Ptolomeo II contrajo nuevas nupcias con su hermana mayor Arsínoe II, viuda entonces de Lisímaco I de Tracia y mujer muy bella y de gran carácter, que no le dio ningún hijo. Tal matrimonio le valió el sobrenombre de Philadelphos (“la que ama al hermano”, sobrenombre en realidad dado a su hermana y esposa Arsínoe II, y que se le aplicó a Ptolomeo II después de muerto).

Ptolomeo II fue el creador del sistema bancario ptolemaico (el más avanzado de la antigüedad) que le reportó grandes beneficios económicos y que le permitió llevar a cabo las campañas militares y las construcciones públicas; creó un tribunal jurídico dividido y diferenciado para griegos, llamado Dicasterios, para egipcios, llamados Locritas, y un tribunal real y unitario para ambos, llamado Chrematistas; instituyó la obligación de reunir al sínodo sacerdotal egipcio una vez al año en Alejandría y la fiesta de las Ptolemaias (muy parecidas a los juegos olímpicos) en honor de sus padres divinizados, y en el 271 a.C. el culto a los dioses Adelfos, en honor de él mismo y de su hermana-esposa Arsínoe II (deificada con el nombre de Afrodita Zefiritis).


Ptolomeo III Evérgetes (246-221 a. C.)

640px-Octadrachm_Ptolemy_III_BM_CMBMC103

Rey de Egipto, hijo de Ptolomeo II y de Arsínoe I, conocido como Evergetes (“el bienhechor”), o también como Tryphon (“el barrigón”).

Ptolomeo III pudo acceder al trono sin que sus derechos fueran cuestionados por su tía Arsínoe II, la nueva esposa-hermana de su padre. Muy pronto, en el 246 a.C., comenzó a reinar con el nombre (neswt bity) de Iua-en-netjerui-senui Setep-en-Ra Sekhem-ankh-en-Amon. Se casó con su prima Berenice II, hija de Magas de Cirene (un hijo de su abuela Berenice I y de un tal Filipo), lo que significó para Egipto la recuperación de aquella región.

Por otro lado, su hermana Berenice Syra, esposa de Antíoco II Theos de Siria, le solicitó ayuda para hacer frente a las intrigas que habían provocado la muerte de su esposo. Antes de que Ptolomeo III llegara en su ayuda, la propia Berenice Syra y su hijo (un bebé) habían sido asesinados. Como venganza, Ptolomeo III saqueó Antioquía (capital de Siria), dando comienzo así la 3ª Guerra Siria (246-241 a.C.), en la que se enfrentó a Laódice, la primera esposa de Antíoco II Theos, y a su hijo Seleuco II Calínico. Ptolomeo III llevó sus armas incluso contra la propia Babilonia, de la que extrajo un rico botín de 40.000 talentos, también pudo recuperar las estatuas de los dioses egipcios llevadas allí tiempo atrás por los emperadores persas Darío II y Cambises II, según se sabe por la inscripción de la localidad de Adulis en el Mar Rojo. Dicho texto enumera todas sus conquistas en Babilonia, Susania, Asia Menor, Tracia y Etiopía.

Una serie de disturbios suscitados en Egipto le obligaron a interrumpir sus campañas y regresar. Firmada la paz en el 241 a.C., Ptolomeo III ayudó a la Liga Aquea y a Cleómenes III de Esparta a luchar contra el dominio del rey macedonio Demetrio II Etólico, en las tierras helénicas; estableció el dominio naval egipcio en el mar Egeo.

Ptolomeo III fue hombre muy culto; fue amigo de Eratóstenes y llegó a recibir las enseñanzas de Apolonio de Rodas. En el interior, continuó con la política organizativa y helenizadora de sus antecesores; para reorganizar eficazmente la administración, intentó imponer un nuevo calendario (Decreto de Cánopo del año 238 a.C.), pero no tuvo éxito. También hubo de devaluar las acuñaciones de moneda (el dracma) ante la carencia de plata, con lo que se inició un periodo de inflación y de decadencia económica (al final de su reinado). A él se le debe el inicio de la construcción del templo de Horus en Edfú, que sería inaugurado más tarde, en época de Ptolomeo VIII.

A su muerte, posiblemente envenenado, le sucedió su hijo mayor, Ptolomeo IV. Tras la muerte de Ptolomeo III, puede considerarse que el poderío ptolemaico ha llegado a su apogeo, y con sus sucesores entra en decadencia.


Bibliografía detallada por el autor:

Enciclopedia Universal Clásica

Enciclopedia Encarta

Historia de las Civilizaciones

La Historia y sus Protagonistas

Historia del Arte

Atlas Histórico

El Mundo de los Romanos

Egiptomanía


Autor:

Emily Ayuso Cantero

Facebook-logo-PSD

twitter-logo

Anuncios

Dinastía Ptolemaica

Comenzamos una serie de artículos sobre la dinastía de los Ptolomeo, señores del Egipto de los faraones, reino que heredaron a la muerte de Alejandro Magno y supieron llevar a una nueva edad dorada, llegando a ser el faro cultural en el Mediterráneo y mecenas del helenismo hasta su conquista por Roma.

Este es el primero de una serie de artículos, escritos por Emily Ayuso Cantero (datos al final del artículo), los cuales nos hablarán de una de las dinastías más brillantes de la Edad Antigua, comenzando por un artículo de visión general, conoceremos posteriormente a los más notables miembros de la dinastía, y finalmente compartirémos un amplío y muy bien trabajado artículo sobre la última reina de Egipto, Cleopatra VII.


ptolomeos

Genealogía de la dinastía Lágida (305-30 a. C.).

La dinastía Ptolemaica, llamada así porque todos sus reyes recibieron el nombre de Ptolomeo; fue fundada por un general de Alejandro III Magno, Ptolomeo, quien desempeñó un papel importante en sus últimas campañas por Asia Mayor. Era hijo de Lagos (por lo que también se conoce como dinastía Lágida), aunque, según un rumor no desmentido en su época, en realidad era hermanastro de Alejandro, quien le tuvo gran consideración. Esta dinastía gobernará Egipto, desde la muerte de Alejandro Magno en el 323 a. C., hasta que pasó a ser una provincia romana en el 30 a. C

.
cropped-alexander_mosaic-high_res_fragment.jpg

Detalle de Alejandro Magno en “El mosaico de Issos”, Pompeya.

Cuando muere Alejandro Magno en el año 323 a. C., sus esposas Estatira, la hija de Darío III, y Roxana, princesa sogdiana, habían concebido posibles herederos. Alejandro no había designado un sucesor, ya que poco antes de su muerte y ante el requerimiento de Pérdicas, al que entregó su anillo, indicó tan sólo: “Hoti to kratisto”: Al mejor hombre. Pérdicas asumió la regencia, en la que se inicia una violenta lucha por el poder con los asesinatos de Estatira, Roxana y el hijo de ésta con Alejandro (Alejandro IV Aigos), Filipo III Arrideo (hermanastro de Alejandro), Pérdicas, Cleopatra (hermana de Alejandro y esposa de Alejandro el Epirota, rey de Epiro) y su madre Olimpia.

Ptolomeo se instala como sátrapa de Egipto, en nombre de los sucesores de Alejandro, Filipo III Arrideo y Alejandro IV Aigos, donde intenta permanecer al margen de las sangrientas luchas sucesorias, además de trasladar el cuerpo de Alejandro Magno, que marchaba hacia Pella (Macedonia), a Alejandría (Egipto) donde fue sepultado.

Los Lágidas fijaron su capital en Alejandría, ciudad fundada por Alejandro Magno en el 331 a. C. Habitada principalmente por griegos y en menor medida por egipcios y judíos, tuvo más de 1.000.000 de habitantes, sin contar los esclavos y los extranjeros. Desde su fundación se convirtió en el mayor centro comercial e intelectual de la Antigüedad.

Los Ptolomeos, pese a su origen greco-macedonio, respetaron muchas de las milenarias tradiciones de Egipto; de este modo, continuaron con la costumbre de representar a los soberanos en los edificios y templos, que siguieron construyéndose según los modelos clásicos egipcios, aunque introdujeron algunas innovaciones. Establecieron una poderosa maquinaria administrativa en la que se entrelazaban los elementos egipcios con los greco-macedonios, convirtiendo al país en una de las mayores potencias del momento desde el punto de vista político, económico y cultural; introdujeron la acuñación de moneda y crearon el sistema bancario más avanzado de la Antigüedad. La propiedad de la tierra era del estado, el cual la alquilaba al pueblo junto con las semillas que éste plantaba y que posteriormente revertían al estado en forma de cosechas, que se repartían de nuevo entre el pueblo una vez retirada la parte de los templos y del faraón.

En el terreno religioso, los Ptolomeos, introdujeron nuevos dioses, que se integraron pronto en el panteón tradicional egipcio: Dionisos, dios del vino y los misterios órficos, se asimiló a Amón, y Afrodita, diosa del amor y la belleza, a Isis. También introdujeron nuevos cultos resultantes de la fusión de dioses griegos y egipcios, como el de Serapis o Hermanubis, la deificación de Alejandro Magno y de ellos mismos. Los hábitos y las prácticas religiosas antiguas se siguieron respetando y patrocinando: así se restauraron numerosos cultos tradicionales como el del toro sagrado Bukhis.

h

Frontón de época Ptolemaica 305-30 a. C.


Bibliografía detallada por el autor:

Enciclopedia Universal Clásica

Enciclopedia Encarta

Historia de las Civilizaciones

La Historia y sus Protagonistas

Historia del Arte

Atlas Histórico

El Mundo de los Romanos

Egiptomanía


Autor:

Emily Ayuso Cantero

Facebook-logo-PSD

https://www.facebook.com/emi.ayuso83?fref=ts

twitter-logo

https://twitter.com/Emily_Ayuso